El mejor barrio para alojarse en Barcelona cerca de la playa

En Poblenou, un barrio tranquilo y cerca de todo, se encuentra Amistat Beach Hostel, sin dudas un lugar con todo lo necesario para que tu estancia sea espectacular. Te contamos por qué. En una calle peatonal de Poblenou, un barrio del distrito de Sant Martí de Barcelona, se encuentra el Amistat Beach Hostel –ABH-, ubicado a pocos minutos a pie de las playas Bogatell y Mar Bella y a 200 metros de la estación de metro de Poble Nou.

El barrio al que le decían el Manchester de Cataluña ya que era una zona industrial y algo abandonada se transformó en un colorido barrio con la llegada de las Olimpíadas de 1992. Hoy con algo de nostalgia recuerda su momento de gloria con algunos carteles con anillos olímpicos. ¿Quién no recuerda la imagen de Carl Lewis batiendo récords en el Estadio Olímpico de Montjuic?

En la calle nos cruzamos con personas que celebran la Fiesta Mayor con escenarios en medio de la calle, juegos tipo kermese, y grandes comidas al aire libre con las parrillas como protagonistas: el barrio está de fiesta. Ramiro, manager del hostel, sabe que la ubicación es privilegiada y está convencido de lo que ofrecen. “Nos preocupamos mucho en que cada cliente se vaya con una experiencia increíble”. Y le hacen honor al nombre ya que el lugar desborda Amistat y ayuda a generarla en cada espacio.

El ABH tiene 149 plazas distribuidas en habitaciones dobles, para cuatro y seis personas que cuentan con aire acondicionado y WIFI gratis. Cada cama tiene varios enchufes para recargar dispositivos electrónicos y luz individual de lectura que sirve para chusmear la guía y aprovechar nuestra estadía al máximo. ¿Dónde se come el mejor helado de la ciudad?, ¿dónde la mejor paella?, ¿cómo llego al aeropuerto?, ¿dónde comprar souvenirs?, ¿dónde está la fiesta? El staff del hostel siempre responde a las dudas con una sonrisa dibujada.

Además, el hostel tiene dos amplias salas comunes, en la Relax Room se organizan campeonatos de Fifa con la Play 4, ideales para conocer gente después de haber caminado horas por Barcelona. En el otro salón se sirve un suculento desayuno por un precio irrisorio -3 euros por persona- y que sirve para arrancar el día con todas las pilas. En esta misma sala por la tarde se organizan clases de baile y de cocina. ¿Quién no quiere aprender a preparar una buena paella o bailar Salsa de manera digna?

¿Tenés sed, es tarde y están todos los locales cerrados? En el Amistat también pensaron en esto, y es por eso que hay máquinas expendedoras de bebidas. Nos pasó de estar al límite con el equipaje y que nos haya salvado la balanza para valijas que se encuentra en el Relax Room. ¿Ya no podés usar más la misma remera que pasó por tres países? El servicio de lavandería te salva de que parezcas un naúfrago. Definitivamente esta gente está en todo.

Volvemos a la ubicación que es importante, el Amistat está tan bien ubicado que podés estar en lugares tan distintos de la ciudad como Paseo de Gracia, el Camp Nou o el Palau de la Música en minutos. Muy cerca del hostel hay playa, bares y restaurantes, y el mercado municipal de Poblenou. El centro a solo 10 minutos en metro, un golazo. Y ya saben cuál es el lugar de Barcelona donde alojarse si lo que buscan y quieren brindar es amistad.

¿Dónde? Calle Amistat 21-23, Poblenou, Barcelona.

Si te gustó el hostel y querés reservar, podes hacerlo en este link. Vas a pasar unos días inolvidables en Barcelona y también nos vas a ayudar a seguir viajando y contándote historias 🙂

Te invitamos a leer nuestro post sobre los imperdibles de Barcelona!

One Comment

  1. Pingback: Cómo recorrer el sur de Francia en tren desde Barcelona en 14 días - Ahí Vamos Blog de Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Se requiere aceptar la política de privacidad que figura al pie de la página.

*

Acepto