Munich es mucho más que el Oktoberfest

Munich es la capital de la Baviera y una de las ciudades alemanas más importantes en cuanto a historia, arte y gastronomía. Encima la visitamos en la época de navidad lo que la hace aún más encantadora. Tiene mercados, plazas, edificios monumentales, cervecerías, iglesias y muchas historias. Te contamos todo lo que hicimos en un recorrido de tres días por Munich!

Cómo llegar desde el aeropuerto al centro de Munich?

Nosotros llegamos a Munich en bus desde Eslovenia aunque es importante que sepan cómo llegar desde el aeropuerto:

Las líneas de tren S1 y S8 te dejan en el centro de la ciudad. Los trenes salen desde las 4am cada 10 minutos y te dejan en una de las estaciones principales de Munich, Hauptbahnhof en poco más de media hora. Atención que en el aeropuerto podés retirar la Munich Card y comenzar a usarla, sino tenés la tarjeta de la ciudad tenés que comprar el pasaje que sale 11 euros.

La tarjeta Munich Card más básica que incluye viajes ilimitados en transporte público y descuentos en museos cuesta desde 12 euros, así que si hacés cuentas seguro te va a convenir la tarjeta de la ciudad!

Munich Card: un aliado para aliviar el bolsillo y disfrutar a pleno de Munich

Cómo nos movimos por Munich? Con la Munich Card, la tarjeta de la ciudad que incluye el transporte público y descuentos en 90 atracciones turísticas y culturales! Sale desde 12 euros! Si hacen cuentas seguro les conviene y aprovechan al máximo de Munich que tiene tantísimo para ofrecer.

Nosotros teníamos la estación de tranvía en la puerta del hotel y en 10 minutos estábamos en el centro. Además, de la ventaja de no tener que validar cada pasaje!

Hotel Jedermann: un gran alojamiento en Munich con un gran desayuno

Dónde nos alojamos? En el Hotel Jedermann, un hotel comandado por la familia Jenke desde hace casi 60 años. Ubicado a minutos del centro con habitaciones cómodas y un desayuno difícil de superar con lo mejor de la pastelería alemana como el stollen, una especie de pan dulce, salchichas, fiambres y quesos por doquier, frutas tropicales, jugos, yogurt y atención porque el café es de primera!! En este alojamiento entendieron como mimar a los huéspedes! Queda en Bayerstraße 95. Pueden reservar haciendo click aquí.

El Casco antiguo de Munich

La plaza más importante de la ciudad, la Marienplatz está en el corazón del centro histórico. Su nombre es por la columna de la vírgen María que hay en el centro de la plaza. Antes la plaza se llamaba Schrannen, el tema es que como había una epidemia de cólera y las personas caían como mosquitos le cambiaron el nombre por el de la vírgen para pedirle ayuda.

A la columna que hay en el centro la acompañan cuatro angelitos que representan las victorias frente a la peste, la guerra, la herejía y el hambre. Fue instalada en 1638 con motivo de celebración del fin de la invasión sueca.

El carrillón en la torre del Nuevo Ayuntamiento, a la que se puede subir, nos recuerda el baile de los barrileros, al final de la peste y en otra escena, a una boda ducal con una pelea de caballeros. Atención porque el carrillón suena todos los días a las 11 y a las 12 de la mañana. Imposible perderse la danza de Cooper, en conmemoración al fin de la peste negra de 1517.

Seguimos por el casco antiguo y nos topamos con la Iglesia de San Pedro, un lugar espectacular si quieren tener una buena panorámica del casco antiguo.

Dónde ir para encontrar la mejor vista de Munich

Una de las formas de contemplar una ciudad como Munich es desde las alturas. De esa manera nos sentimos más allá de los sentidos o por lo menos eso nos pasó a nosotros! Pará drone humanoooo!! 😉

Para disfrutar Munich desde lo alto pueden ir al mirador de la Torre de la Iglesia de San Pedro que está a metros de la Marienplatz y por la módica suma de 3 euros y después de encarar sus 300 escalones van a disfrutar de unas vistas alucinantes de la ciudad alemana. La cúpula con vistas 360 grados te sacuden con el primer plano del centro histórico y la Catedral.

Odeonsplatz, ojo que no es un cine

En esta plaza que tiene nombre de cine de barrio hay un edificio, el Feldhernhalle, custodiado por dos estatuas de leones. Lo interesante es que el león de la derecha tiene la boca entreabierta mientras que el de la izquierda la tiene cerrada. Alguna explicación? Dicen que fue una protesta del pueblo, aduciendo que sobre la monarquía se podía debatir y opinar (boca abierta) pero sobre la iglesia nadie puede decir nada (boca cerrada).

Odeonsplatz, Munich
Odeonsplatz, Munich

Te animás a tocarle la nariz a un león en Munich?

En la vereda de la enorme Residenz hay cuatro estatuas de leones. Cuenta la leyenda que un estudiante fue a pedirle dinero al rey y consiguió una bolsa de monedas que le cayó frente a las estatuas. Por eso dicen que da buena suerte tocar la nariz de alguno de los felinos. Con la leyenda casi nos olvidamos de contarles sobre la Residenz, la casa de los monarcas bávaros desde 1385 hasta 1918. Se puede visitar pagando una entrada de 7 euros que da acceso a un lujoso complejo con 10 patios dividido en 130 habitaciones. Imposible resistirse a estilos artísticos y arquitectónicos de cuatro siglos.

Residenz, Munich

Viscardigasse, el callejón de los valientes

Si caminamos por la ResidenzstraBe a metros de los leones hay un muro donde en la época de Hitler había una placa con una corona de flores. Durante el nazismo, cualquier persona que pasara por ese muro debía hacer el saludo nazi. Los que estaban en contra del régimen tomaban la calle de atrás para no hacer el saludo. A esa calle se la conocía como el callejón de los valientes, y los baldosines dorados son un homenaje a estos valientes.

Viscardigasse, Munich

El mercado navideño más famoso de Munich

Se llama Christkindlmarket y está ubicado en la Marienplatz. Para que se den una idea de la magnitud tiene más de 140 puestos a los que llegan más de tres millones de visitantes cada año. Frente al árbol de navidad de casi 30 metros de altura que está frente al ayuntamiento disfrutamos de un coro que al principio pensamos que era una grabación.

Es una parada obligatoria pararse frente a alguno de los puestos del mercado y tomarse un buen Glühwein, vino rojo caliente especiado con naranja y canela. Si está acompañado de una buena salchicha alemana, mejor. La navidad tiene eso de unión, de sentarse a comer con gente que uno aprecia, los regalos, la chimenea en donde es invierno y la gota gorda de transpiración cuando disfrutamos de un asado con 30 grados como en tierras sudamericanas.

Mercado Navideño de MunichMercado navideño medieval

Mittelaltermarkt a la ligera puede parecer una trampa caza turistas aunque es más que eso. Si te gusta todo lo relacionado a la Edad Media tenés que darte una vuelta por este mercado navideño que está en la plaza Wittelsbacher. Por la módica suma de 6 euros podés tomar cerveza de un cuerno y disfrutar de shows de malabaristas. Lo interesante es que todas las personas que trabajan en el mercado están vestidas como en la Edad Media. Un dato: arranca a las 11am, parece una pavada agregar este dato pero nosotros llegamos temprano y dimos algunas vueltas hasta que se haga la hora que abre el mercado.

El mercado más famoso de Munich

Viktualienmarkt es un espacio de 22mil metros cuadrados que invita a turistas y locales, ya sea para comprar productos frescos, comer salchichas alemanas o strudel, o para saborear una cerveza. A principios del siglo XIX pequeños productores ofrecían sus productos, hoy más de 140 puestos ofrecen en su mayoría productos ecológicos y gourmet. 

Hay comida de todo el mundo, además de la típica alemana, como por ejemplo empanadas argentinas, tacos y paellas. Es algo careta pero hay lugares para comer que son insuperables!

Muncher Suppenkuche: sopa deliciosa para combatir el frío

En la entrada de este lugar hay un cartel que dice: “Te gustaría comer sano, delicioso y barato?”. Sin dudas es la mejor sopa que hemos probado en años y con la que podemos asegurar que si después de un tour donde está fresco vas en busca de algo además de rico calórico y sano este es el lugar indicado. Nosotros probamos la sopa de goulash con carne y picante. Exceletes materias primas, un sabor potente y con las calorías necesarias para hacerle frente a la fresca Munich de finales de diciembre lo súper recomendamos. Dónde queda? En Viktualienmarkt.

Muncher Suppenkuche

Hacer un free tour en Munich

Mucha de la información que están leyendo fue suministrada por Luis, un guía madrileño de Civitatis que hace tres años vive en Munich. Nos encontramos con él y un grupo de latinoamericanos debajo de la columna de María en la Marienplatz. Allí nos explicó de manera magnífica sobre el carrillón, sus historias y personajes, cuál fue el primer Oktoberfest con el casamiento del príncipe Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia en octubre de 1810. A la fiesta invitaron a toda la ciudad y el éxito fue tal que la fiesta se repite hasta nuestros días.

Después de atravesar las principales vías comerciales que rodean a Marienplatz llegamos a Frauenkirche, la catedral de Múnich. Contemplamos la majestuosa fachada de la iglesia más grande de la ciudad, construida sobre una antigua basílica romana, y Luis se encargó de hacer un repaso de la historia de la ciudad. ¿Quiénes fueron los miembros de la familia real bávara? ¿Cuál es la relación del Partido Nazi con Múnich? ¿Qué ocurrió la Noche de los cristales rotos?

Luego pasamos por el mercado antiguo de la ciudad, el Viktualienmarkt, llegamos al Teatro Nacional y Ópera Estatal (Bayerische Staatsoper), donde actúa la famosa Orquesta Estatal de Baviera. En síntesis, poco más de 2h y media que se pasaron volando y que nos dejaron con ganas de más y siempre con el mismo mensaje: si pasás por acá y no conocés la historia te perdés de mucho!

Luis nos cuenta algunos datos curiosos del Oktoberfest: Hasta 1887 mandaba el vino y fue recién en 1888 cuando empezaron a incluir a la cerveza en la mega fiesta. Ademas nos cuenta que solo seis empresas cerveceras son las habilitadas para vender en el Oktoberfest y deben cumplir con el Reinheitsgebot que es la ley de pureza cervecera, tener un mínimo de 13,5% de mosto, lo que equivale a un 6% de alcohol.

Terminamos el tour en Hofbräuhaus, la cervecería más famosa de Alemania, pero nos aclara que la calidad bajó considerablemente, solo le quedó la fama

Para reservar tu lugar en el free tour, te recomendamos que reserves con anticipación:

El Jardín Inglés: El jardín de las sorpresas

Ubicado en el corazón de Múnich y con una superficie mayor a la del Central Park, el Jardín Inglés es un gran pulmón verde de más de 400 hectáreas que constituye uno de los parques urbanos más grandes del mundo. Fue diseñado en 1789 en dos partes, una de ellas un jardín militar y la otra el primer parque público de la ciudad. En 1792 ambas partes se fusionaron y fueron abiertas al público.

Se encuentra dividido en dos secciones: la parte norte es la más concurrida por los visitantes, mientras que el sur suele ser la zona más tranquila. Atención a los números: cuenta con 78 kilómetros de caminos para pasear, zonas ajardinadas y curiosos edificios como una pagoda china de 35 metros de altura, una casa de té japonesa en la que regularmente se celebran ceremonias, o un pequeño templo de estilo griego que data de 1836.

 

La flor más curiosa del Jardín

Si hablamos de surf se nos vienen a la mente cuerpos bronceados, arenas doradas, un océano desafiante, playas de ensueño, tablas coloridas y publicidades de protector solar con olor a coco.

Y si te digo que podés surfear en el medio de la ciudad de Munich? Pará, pará, pará, vos me estás diciendo que podés subirte a una tabla a más de 500k de una costa y a más de 1000k de cualquier punto del océano? Deben estar pensando, Quién sos Atila el rey de los Hunos? A quién le ganaste?

Jardín Inglés, Munich
Jardín Inglés, Munich


Ahhh no nos creen? En el pulmón de Munich, el Englischer Garten se practica surf. Sí, como estás leyendo. Allí en un pequeño canal afluente del río Isar que se llama Eisbach se juntan surfistas ante miradas de curiosos que ven como una gran ola rompe contra un puente peatonal. Si van es una excelente excusa para después, perderse por el parque Englisher, uno de los jardines públicos más grandes y hermosos de Europa!

Street Art a la alemana

Siempre que llegamos a una ciudad lo primero que averiguamos después de su historia y platos típicos es donde hay street art.

En Munich nos pasó algo muy loco porque debajo del Puente Luitpold, muy cerca del Monumento al Ángel de la Paz, en conmemoración al 25 aniversario de paz después de la guerra franco prusiana (1870), hay una galería de arte urbano.

Queda en el barrio de Bogenhausen y es una buena manera de disfrutar de diferentes artistas y temáticas si tenés pocos días en la ciudad alemana.

Seguimos creyendo que lo mejor es perderse por los barrios de una ciudad con una mínima guía de qué obras existen para ir y contrastarlas con lo que vemos en una pantalla. Y que a veces los mejores murales son los que no buscamos…

Sabemos que la gallería anula un poco el efecto sorpresa pero sigue siendo un lugar interesante para recorrer un espacio alemanamente ordenado.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Ahí Vamos Blog de Viajes (@ahivamos_ok) el

 

Los museos en Munich

Se necesitarían semanas para recorrer los 22 museos que tiene Munich. Vamos a sugerirles tres con el mayor de los respetos y gustos artísticos que tengan (siempre quise escribir como si estuviese vendiendo algo arriba del tren). El primero es Alte Pinakothek, una de la colecciones más grandes del mundo de cuadros europeos de los siglos XIV a XVIII. Se exponen entre otras, obras de Durero, Rafael, Leonardo, Tiziano, El Greco, Rubens y Rembrandt. Es muy interesante el autoretrato de Durero que rompió un verdadero tabú en 1500: el retrato muestra al artista en una pose que hasta el momento estaba reservada para los reyes y para Cristo.

Otro interesante es el Spielzeugmuseum que está en la torre de Altes Rathaus, directamente en Marienplatz. Las pintorescas salas recuerdan a una casa de muñecas y ahí es donde se enciende la nostalgia! Cuatro pisos con animales de peluche, muñecas, modelos de trenes y juguetes de hojalata de más de 200 años! Un consejo: encuentren al gato que está sentado en el edificio entre el Spielzeugmuseum y la St. Peters-Kirche. Hay otras figuras de gatos sobre tejados que estaban destinadas a proteger edificios y simbolizan suerte y buena fortuna en la Munich medieval.

Por último, la galería municipal de Lenbachhaus tiene una colección interesante del grupo de artistas “El jinete azul”. No se pierdan el jardín de Lenbachhaus con muchos detalles del Renacimiento italiano. En estos museos y varios más tienen descuentos en el valor de la entrada con la Munich Card.

Una torta de chocolate que se derrite en la boca

Es sabido que el chocolate alemán es uno de los mejores. Acá va un dato importante: en Rischart, una confitería muniquesa hacen una torta de chocolate que se llama Príncipe Regente Leopoldo de Baviera. Según los creadores: “El sabor inconfundible es proporcionado por fondos de galletas muy finos y al mismo tiempo sueltos empapados en ron y la mejor crema de mantequilla de chocolate”. Queda en Viktualienmarkt.

Augustiner tiene la mejor cerveza de trigo de toda Alemania

Fundada en 1328 es una de las cervecerías más tradicionales de la capital bávara. Tiene un restaurante donde además de probar una de las mejores cervezas del mundo podés deleitarte con comida tradicional como las salchichas blancas que ellos mismos elaboran en su carnicería.

Nosotros le entramos a un plato de degustación que viene con dos salchichas blancas, carne de pollo, codillo de cerdo y una papa grande esponjosa. Con cerveza de trigo, claro! Lo bizarro es que ponen en la mesa una canasta con pretzels y cuando pedís la cuenta te preguntan cuantos comiste, y te los cobran un euro cada uno. Sería bueno que avisen de entrada jajaja. Importante: vayan con tiempo porque siempre está a tope porque además de tener cerveza y comida de muy buena calidad los precios están bien para lo que es Munich. Pagamos cerca de 25 euros por un mega plato, dos cervezas y los pretzels…

Para redondear el tema gastronómico nosotros elaboramos un índice Schnitzel que es una milanesa que puede ser de cerdo -la más común- y económica, de pollo y de carne de vaca que es la más cara y no la venden en todos lados. Van a encontrar schnitzel que arrancan desde los 5 euros que son los que están congelados y no muy ricos. Consejo: no se dejen tentar por los schnitzel más baratos...

Hofbräuhaus: una cervecería con historia

En 1589 era la fábrica de cerveza que abastecía a la familia Wittelsbach, la Staatliches Hofbräuhaus en Múnich es una de las cervecerías más famosas de la ciudad. La cervecería siempre fue uno de los puntos neurálgicos de la vida social y política de Múnich, a punto tal que por allí pasaron personajes como Lenin, habitué del lugar.

También fue testigo de discursos de Hitler, de importantes acontecimientos como la proclamación de la “República Soviética de Múnich” o del programa de los 25 puntos por el que pasaría a regirse el partido nazi.

En 1945 quedó completamente destruida durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y varios años después, en 1958, se reinauguró. Actualmente, cerca de 35.000 almas pasan por sus salones. Nosotros preferimos ir a tomar cerveza a Augustiner porque nos comentaron que la atención en Hofbräuhaus es pésima, que los camareros te atienden de mala gana, que demoran una eternidad en traerte el vuelto y que siempre está abarrotado de gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.