Cómo es estudiar inglés en Auckland, Nueva Zelanda

¿Si alguna vez pensé en estudiar algún idioma en el exterior? Claro, aunque sentí que se me había pasado el cuarto de hora por tener 38 años. A veces la maquinaria tan acelerada de la sociedad “elimina” a las personas “grandes”. Por suerte me equivoqué. En Auckland, Nueva Zelanda tuve la oportunidad de estudiar inglés en el New Zealand Institute of Science and Technology. Te cuento por qué es una experiencia inolvidable.

La idea es aprovechar un viaje de casi un mes y hacer un curso de inglés de dos semanas. Después de un viaje en bus de más de once horas desde Wellington, capital de NZ ubicada al sur de la isla norte, hacia el centro de Auckland llego a las 8am y tengo que estar en el Instituto a las 9am para rendir un examen de nivelación. 

Luego de caminar las ocho cuadras cuesta arriba que me separan del hostel, dejo la valija, agarro la mochila y camino casi sin respirar casi un kilómetro hasta llegar al Instituto. Antes paso por una cafetería minúscula atendida por dos rusas y me doy un shot de café para despertarme ya que el viaje había sido algo incómodo y necesitaba un cachetazo de cafeína. En la calle el paisaje está algo alterado por las obras del primer subte de NZ. A metros del Instituto está la arteria principal de Auckland, la multicultural Queen Street.

Ya en el Instituto, ubicado en la céntrica avenida Albert, me espera Daphne, consejera estudiantil dedicada a los estudiantes de habla hispana. Esta chica mexicana me ve tan agotado que me dice que pase en unas horas a rendir el examen de nivelación. Después de una breve y obligada siesta vuelvo al Instituto y completo un multiple choice que tiene como protagonista a Pelé y los mundiales de fútbol. Califico para nivel intermedio. Importante: además de Daphne hay consejeros que hablan chino, coreano, tailandés y japonés y les aseguro que te hacen sentir como en casa.

¿Cómo es estudiar inglés en Auckland?

En el aula me esperan Brian, uno de los once profesores nativos del Instituto, y una docena de compañeros de distintos países. Redwa, Jenny, Anna, David, Stacy, Alvin son alguno de ellos. Las edades varían y tengo una compañera como Alvin que tiene 18 y algunas señoras de más de 40. A David siempre lo cargan porque va vestido como para hacer negocios con camisa blanca e impoluta y zapatos recién lustrados, una ocurrente Anna hace comentarios en el momento justo y descoloca hasta al más atento, y una compañera lleva en su mochila un pato al spiedo cerrado al vacío. No le creo hasta que lo saca de la mochila para mostrármelo. La realidad es que no hay manera de pasarla mal mientras aprendemos inglés de 9 a 14h, de lunes a viernes.

El aula que está en el piso 10 en Albert Street 87 tiene una vista espectacular de la ciudad y está equipada con todo lo necesario para cursar de la mejor manera. Mi aula es una de las 16 con las que cuenta el Instituto, que además tiene 12 computadoras, una biblioteca y áreas comunes con sillones extremadamente cómodos. Un dato: el WIFI es excelente.

Ya en el recreo después de escuchar y ser cómplice de los chistes de Redwa, un compañero de Arabia Saudita, voy hasta la cocina a buscar algo para tomar. Algunos se sorprenden de que lleve kiwis para el recreo. Yo les digo que estamos en Nueva Zelanda, el país de los kiwis. Algunos más arriesgados eligen mandarinas o algún yogurt.

A la vuelta del recreo, el profesor tiene una dinámica y una manera de explicar que dan ganas de quedarse más de dos semanas. Brian es un inglés que dio clases en Tailandia, Vietnam y Samoa y tiene la paciencia de haber enseñado en escuelas primarias. Mis compañeros ven con sorpresa que me quede tan poco tiempo. Ellos están hace algunos meses y luego de la cursada, la mayoría vuelve para sus países.  

La pronunciación de mis compañeras coreanas es muy buena, tanto como la escritura de las chicas de China que son perfeccionistas al extremo. Es más, Alvin se sacó una excelente nota en un examen y como le pareció una nota baja pidió rendir de nuevo. La interacción con mis compañeros me enriquece no solo mejorando mi nivel de inglés sino con la historia de vida de cada uno de mis compañeros y con las distintas experiencias y culturas que ellos transmiten. Llego al último día con un sabor agridulce, por un lado, haber compartido dos semanas inolvidables con personas de distintos puntos del planeta con un objetivo común es más que enriquecedor y, por otro lado, con el sabor amargo de haberme quedado más tiempo para aprovechar el curso y la ciudad al máximo. Sin dudas recomiendo cursar inglés en una ciudad rodeada de mar y cosmopolita como Auckland, la más grande de NZ, en la que es imposible aburrirse.

¿Es caro estudiar inglés en Nueva Zelanda?

Algo importante, New Zealand Institute of Science and Technology se estableció en 2002 y cuenta con las certificaciones que lo hacen un lugar serio para aprender inglés. Además de los cursos de inglés elemental, intermedio y avanzado aquí te preparan para el examen internacional IELTS. 

Hay dos tipos de IELTS: el Academic que es requisito para estudiar en universidades del exterior y el General Training que en algunos países es necesario para aplicar para visas de trabajo. 

Los precios no son exorbitantes, hay facilidades de pago, y al saber de las complicadas economías de los países de América Latina tienen excelentes tarifas para nosotros. ¡Es más, los latinos tenemos una semana gratis para ver si nos gusta o no!

¿Se puede trabajar con visa de estudiante?

Con visa de estudiante, que tiene un costo de 270 NZD, trámite del que se encarga el Instituto de inglés sin costo adicional, se pueden trabajar hasta 20 horas semanales y costear la vida en NZ. Cualquiera pueda aplicar a la visa, no exigen un determinado nivel de inglés y no hay límite de edad para aplicar. Importante: la visa de turista NO permite trabajar. 

¿Cómo moverse por Nueva Zelanda?

Les recomendamos que lean nuestro post Nuestro Itinerario de viaje por Nueva Zelanda con mucha info sobre imperdibles y sobre los travel pass de Intercity, la empresa más importante de viajes en bus de NZ.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Se requiere aceptar la política de privacidad que figura al pie de la página.

*

Acepto