11 Comidas imperdibles típicas de Sicilia

Para hacer el viaje a Sicilia completo y adentrarnos bien en su cultura y sus costumbres es muy importante conocer sus platos típicos deliciosos y a precios increíblemente bajos a comparación de Roma y ni hablar del norte de Italia.

Ya sabemos que si viajan a Roma, Milan o Florencia también van a conseguir cannoli o pistachos, pero les aseguramos el gusto no va a ser el mismo. Esto es algo que en general sucede en toda Italia, cada zona tiene sus platos típicos con sus sabores característicos que solo se logran en los pueblos en los que surgieron. 

Si van a Sicilia no se pueden perder de probar los siguientes platos típicos:

Cannoli 

El cannolo es un dolce típico de Sicilia. Para quienes no los conocen son un postre de una masa frita muy crocante en forma de tubo rellena con ricotta súper cremosa, dulce, con chips de chocolate, un poco de cáscara de naranja. En los bordes por lo general tienen pistachos picados que se le pegan a la aterciopelada ricota.

Lo importante a la hora de comprar cannoli es que la pasticceria lo prepare en el momento para asegurarnos que la masa esté crocante y que el relleno y la heladera no la ablande. Ojo que no vimos cannoli ya rellenos a ningún lugar de los que fuimos ya que además de estar mal visto por los tanos, como dijimos,  ablanda la crocantez del cannolo.

¿Dónde comimos los mejores cannoli?

Taormina: Pasticceria I Dolci di Nonna Rosa

Palermo: Monasterio di Santa Caterina. Dentro de la iglesia hay una pasticceria que vende dolce y especialidades sicilianas, no pierdan disfrutar de estos maravillosos cannoli en un edificio alucinante.

Pasta alla Norma

O también spaghetti alla Norma es un plato típico de Catania que se hace con pasta (spaghetti, penne rigate o maccheroni) salsa de tomate, berenjenas y albahaca. 

Lo probamos en un boliche de Catania que se llama Trattoria del Cavaliere por la módica suma de 4 euros el plato!!! 

Carne de caballo

En el mercado de Catania todas las mañanas se arman puestos de carne, frutas y verduras frescas. Lo primero que nos llamó la atención es que en todos los puestos de carnicería se vendía carne de Cavallo y que la gente lo compraba sin problemas, como lo más normal del mundo. Nos acercamos a una pareja de abuelos que estaba haciendo la cola y les preguntamos si ellos compraban carne de caballo y si la consumían y nos dijeron que sí, que era riquísima. Y acá viene el dato de los tanos buena onda, sobre la calle Vìa Plebiscito hay muchísimos puestos de carnicerías (macellerie en italiano) que tienen una parrilla y te preparan sándwiches de caballo. Sergio estaba como loco con el plan, yo no tanto pero como el consejo venía de gente local fuimos en búsqueda del sandwich.

El sabor de esta carne es polémico… en mi caso, me daba mucha impresión comer carne de caballo así que quizás por esto no me gustó para nada el sabor. La particularidad del sandwich es que le ponen una especie de chimichurri pero que tiene como ingrediente principal el limón. A Sergio no le encantó pero no le dio asco como a mí. Como dice Karina Olga, lo dejo a tu criterio.

Arancine y/o Arancini

Los arancine o arancini son bocaditos fritos de arroz que pueden estar rellenos de ragú, cuatro quesos, pistacho, ricotta… lo que sea. ¡Son una delicia siciliana y si van, no pueden dejar de  probarlos! Si estuvieron en Roma, vieron que en las pizzerías venden unos bocadillos que se llaman suplì. Esto es lo mismo pero un poco más grande y, para nosotros, más ricos y variados.

¿Cuál es la diferencia entre arancine y arancini? La diferencia es gramatical y geográfica. En la ciudad de Palermo, este bocado se llama arancine, una palabra en femenino plural. Por otro lado, en Catania se lo identifica con la palabra arancini, en masculino plural. Atrás de esta diferencia gramatical está la disputa sobre cuál es la ciudad que inventó este bocado… pero en eso no nos vamos a meter. 

¿Dónde los puedo comer? El más rico lo encontramos en Catania (perdón Palermo!). Más precisamente en Serafino Arancini Espressi. Prueben el de risotto con hongos y después nos cuentan.

Gelato

¿Sabían que el helado es un invento siciliano? Entonces aquí hay garantía de que vamos a comer buen helado. Para asegurarnos probar el mejor helado nos recomiendan ir a la Gelateria Brioscià en Palermo. La estrella de esta famosa Gelateria es el helado servido dentro del bollo de masa brioche. Y como siempre decimos pidan una bocha de sambayón y una de pistacho. Para los que les agarre nostalgia pueden ir por el sabor caramelo que es muy parecido al dulce de leche.

Pistacho

El mejor pistacho de Italia crece en Sicilia, más precisamente en Bronte. Si quieren comprar un tarrito pistacho fíjense que la etiqueta tenga la marca DOC “Denominación de Origen Controlada” para asegurarse que sea pistacho de Bronte, el famoso oro verde italiano.

También van a notar que en las pasticcerias hay cornetos y distintos dulces con crema de pistacho que los pasteleros se encargan de aclarar que están hechas con pistachos de Bronte. 

Otra preparación típica es el pesto de pistacho. Les recomendamos que en Palermo vayan al Bisso Bistrot y pidan unos spaghetti con le cozze con pesto de pistacho. Una delicia.

Cassata

La cassata es un dulce típico. Es una especie de torta de mazapán rellena de ricotta dulce. Honestamente no nos gustó, nos resultó demasiado empalagosa, pero sobre gustos no hay nada escrito. La probamos en el desayuno del hotel Afea Art Rooms.

Panelle

La panelle es una preparación frita a base de harina de garbanzos muy parecida a la faina. Es un plato de orígenes árabes típica de la ciudad de Palermo. La probamos en el mercado del capo, en uno de los puestos un señor nos convidó para probar y estaba muy bueno! Tiene un aire a la fainá.

Torta Sette Veli

Esta torta tiene siete capas de chocolate y crema de avellanas, una bomba típica de la ciudad de Palermo que literalmente se deshace en la boca. Para que no den vueltas, la Pasticcería Capello es la que hace la mejor versión de la torta. 

Si se alojan en el hotel Afea Art Rooms o en el Stupor Mundi es probable que en el desayuno les de una sette veli de Capello para arrancar el día con la glucosa bien arriba y los ojos bien abiertos.

Pane ca meusa

En Palermo fuimos directo al barrio Ballarò para probar este exótico sandwich de bazo de vaca, pero les confesamos que no nos animamos, llegamos hasta el mercado pero fue más fuerte que nosotros, no pudimos. 

Pescados y frutos de mar

En el barrio Ballarò de Palermo encontramos una trattoria típica llena de locales, muy sencilla pero a la vez bizarra y algo grotesca, Trattoria Il Bersagliere, la especialidad es un plato de spaghetti con bacalao, salsa de tomate e hinojo. Nos animamos a entrar y valió la pena. Un lugar lleno de gente laburante que hace una pausa para llenar la panza y seguir. Nosotros éramos los únicos turistas. 

En Catania el imperdible es el mercado de pescadores. Alrededor hay varios puestos para comer conos de frutos de mar fritos en mesas altas y al paso. Por recomendación de la dueña del departamento que alquilamos en Roma, fuimos a Scirocco y la pegamos, pedimos un mix de frutos de mar fritos que estaba riquísimo y no nos cayó pesado. Recomendamos que vayan temprano y vean la coreografía del mercado que es impresionante.