Bari y el verano eterno del sur de Italia

En octubre de 2019 nos lanzamos a la aventura: pedimos licencia en nuestros trabajos y fuimos a Italia a estudiar marketing e italiano, y a recorrer la mayor cantidad de ciudades y pueblos del país de nuestros antepasados.

Los primeros meses fuimos a recorrer Escocia y los países de Europa del Este, así que en enero de 2020, cuando al coronavirus se lo veía como un virus asiático y lejano que creaba más paranoia que peligro real decidimos explorar los pueblos del sur de Italia.

Siempre que hablábamos de Italia y su gastronomía con Silvia (la dueña del departamento de Roma) o con Patricia (la profesora de italiano) nos comentaban sobre las orecchiette, los panzerotti, y la burrata de la Puglia. Entonces decidimos ir a la carga y que el primer destino sea Bari, la capital de la región Puglia o La Puglia o Apulia, como más les guste. Ahora, a la distancia, nos dimos cuenta de que esta decisión casi inconsciente de empezar a recorrer en enero 2020 el sur de Italia fue lo que nos salvó de no contagiarnos coronavirus y poder disfrutar de casi todo el tiempo que estuvimos en Italia. Y digo “casi” porque gracias a la pandemia tuvimos que adelantar la vuelta 10 días, no fue tan grave para un viaje de medio año.

Leean nuestro post “Roma en tiempos de Coronavirus” donde les contamos cómo fueron nuestros últimos días y cómo nos sorprendió la pandemia y la cuarentena en Italia. 

¿Dónde está Bari? ¿En qué parte del mapa está la Puglia?

Para ubicarnos en el mapa, Puglia es la región del sur de Italia que abarca la zona que podríamos decir que es el “taco de la bota”. Bari es la capital de Puglia, il capoluogo en italiano.

¿Cómo llegar a Bari desde Roma?

En enero de 2020 encontramos un vuelo en promoción de la aerolínea low cost Ryanair. En caso de no encontrar ninguna promoción, pueden comprar tickets de bus o de tren en la app de omio o flixbus, claro que el tiempo de viaje es otro. Antes de empezar a recorrer el sur muchas personas nos alertaron de la impuntualidad y desordenada red de transporte y la verdad es que para sorpresa todo funcionó de maravillas.

También esta la opción de llegar a Bari desde Nápoles o Salerno (también en sentido contrario) para combinar Puglia con la costa amalfitana. Un sueño!

¿Se puede llegar a Bari desde Dubrovnik (Croacia) o Grecia en Ferry?

Otra alternativa interesante es organizar un viaje a Bari desde Grecia o Dubrovnik en ferry. Desde el puerto de Bari hay ferris que conectan Italia con Split y Dubrovnik. También se puede llegar al puerto de Corfu en Grecia. En total, desde el puerto de Bari salen 16 rutas con destino a Albania, Montenegro, Croacia, Grecia e Islas Jónicas.

https://www.directferries.es/ferry_de_bari.htm

¿Qué hacer en Bari?

Bari es una de las ciudades más bellas del sur de Italia, y por supuesto tiene sus imperdibles, pero esa es información que abunda en internet, como por ejemplo:

  • Ciudad vieja
  • La costa
  • Basílica de San Nicola
  • Teatro Petruzzelli
  • El Castillo

Todo se puede conocer en un día porque la realidad es que es una ciudad chica. Lo importante de Bari es caminar y observar muy bien a las personas, sentarse en un bar cercano a la Basílica de San Nicola y mirar el movimiento de la ciudad vieja, como las viejas tienden la ropa, como los chicos juegan al fútbol y los jóvenes se juntan a charlar en las esquinas. Van a notar que el dialecto es muy distinto y que es normal que las abuelas salgan a la calle a amasar los orecchiette, rallar queso y a freír pescado. Caminen y dejen que Bari estimule sus sentidos y les despierte el apetito! 

Al contrario de lo que nos habían dicho y en contraposición a Nápoles, Bari es impoluta, sus calles brillan más que nunca. Aquí la recolección de residuos y los hábitos de los vecinos se conjugan para que el piso adoquinado de la ciudad vieja o las avenidas más importantes de la ciudad estén impecables. Es difícil encontrar una caja de pizza o un papel en el piso.

Es por todo esto que en este posteo nos vamos a centrar en lo que más nos gusta que es COMER y recorrer pueblos cercanos.

¿Qué comer en Bari y dónde?

Panzerotti en Mastro Ciccio

Los panzerotti son típicos de la Puglia. Por su forma, son una especie de empanada hecha con masa de pizza frita. Los tradicionales son los rellenos de muzzarella y salsa de tomate, pero en Matro Ciccio hay rellenos de burrata, pulpo, fruto de mar y todas las especialidades del sur de Italia. Imperdible!

En cuanto a los precios, van desde los 3 a los 5 euros. Muy accesible para los precios europeos!

Tradicional focaccia de Panificio Santa Rita

No nos vamos a cansar de repetirlo: Si ven una larga fila de italianos en la puerta de un restaurante o panificio, no lo duden, abandonen sus planes y pónganse en la fila ustedes también! Aquí funciona la teoría de hacer una fila sin saber para qué es.

Eso fue lo que hicimos cuando llegamos a Panificio Santa Rita en el corazón del casco antiguo de Bari. El local estaba cerrado y, como estábamos bastante atrás en la fila, vimos que todos los que entraban, salían comiendo una tremenda focaccia con tomates, aceite de oliva, aceitunas negras y orégano.

Vayan con tiempo porque suele estar lleno de vecinos y no nos queremos imaginar lo que es ese local que es una máquina de despachar focaccias en temporada alta con turistas curiosos. Además, si el tipo que atiende está en un par de cuadros el local tiene que funcionar!

No se lo pierdan! Además, la crujiente y caliente focaccia sale 2,40 euros! Buon appetito! Ah! Y no vayan muy abrigados que el calor que llega de los hornos que están en el fondo del local hace la espera templada.

Panini en Antica Salumeria di Lapesara Nicola

Después de la focaccia quisimos seguir dando unas vueltas y nos topamos con la Salumeria de Lapesara Nicola. Afuera dos cabezas embalsamadas de jabalí te invitan a entrar, si no sos vegano, claro. Esta fiambrería de productos típicos de la región a la que nos costó llegar por la distribución circular de las calles del casco antiguo es una maravilla.

Vamos al grano! Pedimos una rosetta, un pan circular con poca miga, con queso burrata, mortadella y pistacho y otra rosetta con capocollo di Martina, burratina ahumada y tomates secos con aceite de oliva. Cada panini sale alrededor de 5 euros.

Orecchiette en Ristorante La Cecchina

Cuando a un italiano le viene a la mente la región de la Puglia, dice: “mmm orecchiette!” Orecchiette vendría a ser orejitas en español. Es una pasta redondita, pequeña y que recuerda a una oreja chiquita. A Patricia y Silvia se les iluminaba la carita cuando recordaban el sabor de un buen plato de orecchiette, así que vine decidida a comer todos los orecchiette que se puedan en una semana!

En La Cecchina hacen la receta tradicional de las orecchiette con verduras, anchoas y un poco de caldo, sin llegar a ser una sopa pero sí mucho más aguachentos que unos fideos secos. Por otro lado, Sergio se despachó con unos ravioles de burrata con pesto de rúcula, tomates cherry y almendras. Una locura que se deshacía en el paladar!

Los precios ya son bastantes más elevados, entre el valor de los platos y el servicio de mesa, calculen que si van a comer a un restaurant no van gastar menos de 25 euros con agua y sin postre.

Hoteles en Bari: Roof Garden di Charme

Andrea, un publicista de Bari, es el dueño de varios departamentos que conforman Roof Garden di Charme, un bed and breakfast con una ubicación envidiable: Sobre Corso Vittorio Emanuele y el Giardino Vittorio Emanuele justo en el límite entre la ciudad vieja y la ciudad nueva. Es el punto medio exacto y eso es genial para salir cuantas veces quieras a dar una vuelta o por un café.

Primero, estuvimos en un departamento con cocina, muy amplio y decorado con antigüedades como un cuadro de un emperador japonés y otro de una geisha. Luego, nos cambiamos a otra habitación sin cocina pero tan hermosa como la anterior. Lo recomendamos totalmente, no solo por la estructura y funcionalidad en sí, sino porque Andrea que es muy atento y le encanta conocer viajeros y personas de todo el mundo.

Pueblos y ciudades para conocer cerca de Bari: Polignano a Mare, Monopoli, Alberobello y Matera

Dentro de la Puglia se puede llegar en tren en pocos minutos a Polignano a Mare y Monopoli sin necesidad de reservar o comprar el ticket con anticipación. Solo hay que chequear los horarios por internet e ir a la estación de tren de Bari Central, comprar el pasaje en la máquina y listo! El costo es de menos de 3 euros por tramo por persona.

Otro clásico es hacerse una escapada a Alberobello para recorrer los pintorescos trulli, unas casas con formas de cono que datan desde las épocas de la prehistoria. Tuvimos muchas dudas sobre ir, pero vale la pena, es un paisaje único en Italia y en el mundo. Si están en Bari, es una excursión obligada que se puede hacer en pocas horas.

Para llegar a Alberobello hay dos opciones: una es ir en tren desde la estación Bari Sud Est que queda a muy pocos metros de la estación Bari Centrale cruzando al otro lado de la estación. Cuando fuimos, las vías estaban en mantenimiento por lo que no fue posible, entonces optamos por la opción número dos que es ir en bus. Para comprar el ticket es muy fácil, en la misma estación Bari Sud Est, están las máquinas de Trenitalia, ingresen que van hacia Alberobello y en la pantalla les van a aparecer los horarios de los trenes y de los buses. El bus se toma justo en frente cruzando la avenida frente a un supermercado. En el micro somos ocho argentinos, tres italianos y dos ingleses. Y el chiste de siempre, donde sea, en el lugar más recóndito siempre va a haber un argentino.

Otra ciudad imperdible no solo del sur de Italia, sino de todo viaje a Italia, es la mágica ciudad de Matera, capital cultural de Italia. Para llegar desde Bari es necesario que compren un pasaje en bus con anticipación, ya sea por Intercity o por Omio.

Matera merece un capítulo aparte. Por eso, les dejamos el link al post Matera: El Pueblo más Mágico del Sur de Italia