Cómo estudiamos italiano GRATIS en Roma

Este es uno de los datos más importantes de nuestro viaje Italia y lo queremos compartir con todo el mundo porque es algo que descubrimos al llegar a Roma. Si bien sabemos hablar inglés, eramos conscientes de que si nos íbamos a vivir a un país extranjero era muy importante hablar la lengua del lugar. Por otro lado, sinceramente subestimábamos bastante el idioma italiano y creíamos que era igual al español pero con otro «cantito». ERROR!, no hay que caer en la caradurez «divertida» que hace que cambiar algunas letras al final de las palabras y darle un tono tano haga las palabras y expresiones italianas correctas.

Con el correr del curso nos dimos cuenta que la gramática, los tiempos verbales, la pronunciación y el vocabulario son complejos y que requieren práctica y estudio. ¿La ventaja? Estudiar en el lugar donde se habla el idioma! Capite?

Ahora, un poco cómo llegamos a estudiar italiano. Cuatro meses antes de partir para Italia, nos inscribimos en un curso intensivo de italiano en la escuela Dante Alighieri y justo una semana antes de viajar terminamos el nivel básico A1 que nos permitiría poder manejarnos bastante bien los primeros días en Roma. Una vez instalados, casi de casualidad leímos en el grupo de Facebook Argentinos en Roma que en las escuelas CPIA estaban por comenzar los cursos de italiano. No había más información así que nos pusimos a investigar qué son las CPIA y si había alguna cerca de donde vivíamos.

¿Qué son las escuelas CPIA?

La sigla significa Centro Provinciale Instruzione degli Adulti. Son escuelas públicas para adultos que ofrecen cursos de idiomas y de oficios. Nosotros fuimos a la escuela CPIA 3 en el centro de Roma, pero hay muchas sedes en toda Italia, de norte a sur. La sede del CPIA 3 las recordaremos siempre, además de por las magníficas clases, por los tres pisos que había que subir por sus grandes escaleras de mármol. Lo bueno es que las calorías del cornetto del desayuno quedaban en el segundo piso.

En cuanto a las clases de Italiano, se puede estudiar hasta el nivel B1 que es el que se exige para solicitar la ciudadanía italiana por matrimonio.

En nuestro caso, en octubre de 2019 fuimos a la escuela a averiguar los requisitos y los horarios. Los profesores son súper agradables y ofrecieron tomarnos el examen de nivelación en el momento. Como ya teníamos una base de italiano nos inscribimos en el nivel A2 y arrancamos justo una semana después del inicio de clases por lo que no hubo problema en sumarnos al curso.

Requisitos para inscribirse en los cursos de italiano

Cuando uno escucha inscripción lo asocia a un trámite engorroso pero en el CPIA, la inscripción es muy sencilla. Solo les van a pedir:

  • Pasaporte
  • Codice fiscale: Se tramita en cualquiera de las oficinas del Ufficio delle Entrate. Vayan bien temprano con pasaporte, dos fotocopias de sus primeras dos hojas y del sello de ingreso a Italia.
  • Pago de 10 euros de matrícula: Para esto les van a dar un papel para que hagan el pago en la Poste Italiane y una vez que hacen el pago llevan el comprobante a la escuela.
  • Compra del libro de estudio: Se estudia con los libros Facile FacileSu valor es de 6 euros y se consigue en todas las librerías de la cadena Feltrinelli, hay un local cerca de cada estación de tren o subte o cada plaza importante. También se puede comprar en su versión online.

El pago de 10 euros de matrícula, lo que cuesta un menú económico en Trastevere, y la compra del libro, 6 euros, lo que sale una margherita grande en Roma Tuscolana, son los únicos 16 euros que van a pagar por un curso de meses! Por lo tanto, el curso de italiano es casi GRATIS.

Cómo es aprender italiano en Italia

Esta fue una de las experiencias más enriquecedoras del viaje. No solo pudimos aprender un idioma más, sino que el nivel académico del cuerpo docente no tiene nada que envidiarle al de los institutos privados que ofrecen cursos de idioma para extranjeros que pagan fortunas de hasta 40 euros la hora (lo vimos cuando caímos de casualidad en la entrada la sede central de la Dante).

Nuestra profesora, Patrizia, una sesentona apasionada de la enseñanza, transmite amor por su país y su cultura en cada clase. Cada palabra, cada intervención, los consejos, la manera de buscar que los alumnos participen, la cantidad y calidad de ejemplos de la vida cotidiana hacían que cada clase fuera una manera de exprimir el viaje a Italia y entender mejor el entorno y a su gente. Es la profesora que nunca va a mirar el reloj en medio de la clase porque ama lo que hace, lo disfruta y algo muy valioso, lo contagia.

En cuanto a la dinámica de las clases, para el nivel A2 cursábamos los martes, jueves y viernes de 10.30 a 12.30 en la sede de la avenida Vittorio Emanuele, a tres cuadras de Piazza Navona. Era increíble tener que pasar tres veces por semana por uno de los lugares más icónicos y bellos de Roma y hasta sentirnos acostumbrados a que esas calles empedradas rodeadas de bares y cafeterías, los edificios color pastel y las fuentes de la plaza eran parte de nuestra rutina. Un privilegio inolvidable al que vamos a estar infinitamente agradecidos.

Además de las clases, el CPIA organiza excursiones a museos y exposiciones. Por ejemplo, la primera fue al Istituto Centrale per i Beni Sonori e Audiovisivi a una muestra sobre Fausto Coppi, un mítico ciclista italiano donde Andrea Satta, cantante italiano nos deleitó con «Alfonsina e la bici», una canción sentida sobre la vida de Coppi y su «rival» Gino Bartali. Gran oportunidad para conocer mejor a los compañeros de la clase!

Antes de terminar el curso, fuimos a los Museos Capitolinos! Para que se den una idea, la entrada cuesta 11,50 euros por persona, pero como nosotros fuimos a través de la escuela, la entrada con visita guiada de lujo fue gratis y lo que exploramos y aprendimos no tiene precio! Si se dan una vuelta vayan a la Sala de la Loba donde está la mítica escultura de la loba de la leyenda de Rómulo y Remo!

Si tienen dudas o no saben qué barrio de Roma elegir, les dejamos nuestro post con datos útiles sobre Roma Tuscolano.

¿Por qué es importante aprender italiano?

Si deciden ir a vivir a Italia, es muy importante que sepan el idioma para conseguir trabajo, solo con el inglés no alcanza ni siquiera teniendo la ciudadanía italiana. Claro que no todo es tramiterío y que si van al mercado, al supermercado, al banco a abrir una cuenta o a un museo y no hay guía en español o inglés siempre es bueno tener una base de italiano para aprovechar mejor cada minuto. Además, que los tanos ven con buenos ojos el esfuerzo que hacen los «de afuera» por aprender el idioma.

En caso de que el objetivo del viaje sea tramitar la ciudadanía, lo mejor es aprender el idioma para no caer en manos de gestores que se aprovechen de los miedos de las personas que emigran y no entienden el idioma. Si hablan italiano, aunque no sea un manejo avanzado del idioma, van a poder hacer todos los trámites ustedes mismos, TODOS como leyeron.

En los Cpia es posible rendir los exámenes de idioma oficiales de la Unión Europea. Por ejemplo, nosotros rendimos el examen A2 y no nos cobraron ni un centavo por el certificado. Este examen lo exige el estado italiano a aquellas personas que soliciten el soggiorno definitivo, es decir, la residencia definitiva en Italia. También se puede rendir el examen B1 que se necesita para obtener la ciudadanía por matrimonio.

Estos exámenes no solo comprenden la evaluación de tu aprendizaje del idioma, sino que también se evalúan conocimientos históricos, socio-culturales y de las principales leyes y artículos de la constitución italiana. Lo bueno es que todo está muy bien explicado en el libro Facile Facile con el que se dan las clases en los Cpia. Cierra todo perfecto.

¿Los cursos del Cpia sirven para solicitar visa de estudio?

La respuesta es NO porque la inscripción en el Cpia es presencial.

La visa de estudio se solicita antes de viajar a Italia, en Argentina se tramita en el Consulado de Italia en Buenos Aires y uno de los requisitos es contar con un curso con la inscripción finalizada. En nuestro caso, nos habíamos inscripto en un curso de especialización en Marketing Digital y la universidad tuvo que mandar un mail certificado al consulado con la inscripción. Sergio como tiene la ciudadanía italiana pudo obviar este paso.

El proceso de solicitud de la visa de estudio se hace si o si en tu país de origen. Entonces, si tu plan es ir a Italia e inscribirte en un curso de italiano para pedir una visa de estudio ya estando en Italia y así extender tu estadía, esto no va a ser posible.