Los Mejores Mercados de Navidad de Europa pre Covid-19

Los argentinos estamos acostumbrados a navidades muy calurosas con temperaturas que pueden alcanzar los 40 grados centígrados y no tenemos la cultura de los mercados. Más de uno se clavó un costillar o le entró a las achuras sudando la gota gorda. Es por esto que nos llamaba mucho la atención ver cómo se festeja navidad en el hemisferio norte, qué se come y ver cómo son los famosos mercados navideños de las películas y programas de viajes.

En Italia, donde fuimos a estudiar en octubre de 2019, casi todo el mes de diciembre es feriado para que las personas puedan organizarse para festejar las fiestas en familia. En nuestro caso, un primo de Sergio que vive en Neuchatel, norte de Suiza, nos invitó a pasar la Navidad a su casa. Así que a principios de diciembre partimos de Italia, agotamos las faltas de la universidad y subimos a un avión con destino a Varsovia para arrancar en un periplo mágico por los famosos mercados de navidad europeos.

Mercado de Navidad de película en Edimburgo

Este mercado es una especie de bonus track en nuestro raconto de mercadillos. En noviembre de 2019 encontramos una oferta de Ryanair ida y vuelta Roma- Edimburgo así que aprovechamos para ir una semana a conocer algo de Escocia. Al llegar nos encontramos con la grata sorpresa de que el mercado de navidad de Edimburgo es uno de los primeros en abrir sus puertas en noviembre en Europa.

Se ubica en los jardines de Princess Street, la calle principal que divide el centro histórico de la ciudad nueva. Decimos que es de película porque a lo largo y a lo ancho de todo el mercado escuchamos villancicos y canciones del estilo «All I Want For Christmas is You» de Mariah Carrey (canción van a escuchar hasta el hartazgo por toda Europa en época de navidad). Además, hay muchos puestos de juegos de feria para ganar peluches y cosas que después no sabes cómo hacer que entren en la valija. Esos muñecos que si ganás se convierten en un problema.

También hay juegos más vertiginosos como la famosa rueda de la vuelta al mundo y una torre que se encuentra junto al monumento a Sir Walter Scott. Este juego consta en sentarse, subir cerca de 500 metros de altura y empezar a girar por los aires. Claramente no nos subimos pero nos divertía mirar desde abajo a los valientes que subían y gritaban desde lo alto.

En cuanto la comida, se destacan las hamburguesas de Aberdeen Angus (a partir de 6,5 libras) y el típico Haggis ( 7,5 libras escocesas aprox.) También están las clásicas salchichas polacas y alemanas pero como estos destinos estaban en la lista de pendientes, en la capital de Escocia nos concentramos en probar comidas más «locales». Y la verdad es que tanto las hamburguesas como el haggis resultaron de primera en sabor y calidad, y los precios son más económicos que en alguna taberna o pub. Algo infaltable en los mercados es el punch o vino caliente, un brebaje perfecto para combatir la fresca.

En el mercado de navidad de Edimburgo se crea un ambiente mágico de diversión sana y segura que nos hace olvidar del frío y la humedad

Si quieren hacer más sobre Edimburgo, les dejamos el link con info sobre imperdibles y el hotel New Town Guest House. También les recomendamos que lean sobre el tour al Lago Ness, una excursión imperdible si vas a viajar a Edimburgo.

Varsovia iluminada por completo!

El 7 de diciembre de 2019 la ciudad inauguró las luces navideñas que marcaron el inicio de los festejos. Esto incluyó la apertura de una pista de patinaje sobre hielo circular alrededor de la escultura de la sirena de la Plaza del Mercado y un laberinto de luces en los jardines reales del Palacio de Wilanow.

Lamentablemente, nos fuimos de la ciudad dos días antes del gran día pero pudimos disfrutar de los mercados de navidad de la Plaza del Mercado y los que se encuentran en los alrededores del gran árbol de navidad frente al Palacio Real. Además Ferrero Rocher, empresa chocolatera instaló luces y arboles de navidad dorados sobre la animada avenida Nowy Swiat. Por suerte nos alojábamos en el Hostel Patchwork, con ubicación central para disfrutar de la animada calle Nowy Swiat totalmente iluminada y salir noche a caminar y cenar en algún clásico como Zapiecek o E. Wedel.

En cuanto a la comida, los mercados de navidad son caros y la comida es siempre es la misma: salchichas, cerveza y punch, no hay más variedad que esa. A eso le sumamos que en navidad hace frío, así que comer en un puestito con guantes y campera hace que la experiencia no sea la más cómoda. Estar pendiente de que el chorro de mostaza no caiga en la campera no está bueno y que te pegue la fresca en la cara menos. Una cosa es darse una vuelta por el mercado y disfrutar de su atmósfera pero parar para comer no va.

En nuestra opinión, es mucho mejor alimentarse fuera de los mercados y pedir platos típicos más elaborados y disfrutarlos de una manera cómoda,  y de paso cuidar el billete.

Si van a Polonia, tienen que leer el post sobre la historia del casco antiguo de Varsovia, el Ave Fénix de Europa del Este. También les dejamos el link para leer sobre los mejores museos de Varsovia, imperdibles para entender la larga y triste historia de esta ciudad.

El Concurso de Belenes de Cracovia

En la Plaza del Mercado, ciudad vieja de Cracovia, frente a la Basílica de Santa María se instaló el mercado de navidad con su enorme árbol de navidad. Lo que se destaca es la cantidad de puestos de comida para comprar codillos, salchichas y estofados de carne con papas, champignones y vegetales. Todo muy tentador pero a precios exagerados, por el mismo precio que se come un codillo parados en una mesa alta de madera y cubiertos de cartón, podemos comer en un restaurant como Kuchnia U Doroty. 

El evento del año es el concurso de belenes. uno de los festivales navideños más importantes de toda Europa. Los belenes son maquetas elaboradas en base a la arquitectura polaca que representan el nacimiento de Cristo. A lo largo de la ciudad de Cracovia en iglesias y en puntos estratégicos y turísticos están exhibidos las maquetas ganadoras de años anteriores.

El concurso empieza la mañana del primer jueves de diciembre de cada año, día que los concursantes tienen que exponer sus obras en la Plaza del Mercado, en la escultura central de Adam Mickiewicz. Luego, inician un recorrido por la plaza que finaliza en el Palacio Krzysztofory. Los galardonados son anunciados el domingo siguiente en el escenario principal del mercado de Navidad.

En Cracovia nos alojamos en un departamento del hotel The Secret Garden. Si quieren saber más sobre qué hacer en Cracovia, no se pierdan nuestro posteo con los 10 imperdibles de Cracovia!

Bratislava y su pequeño pero encantador mercado de navidad

Dedicamos a Bratislava un día y medio por lo que nos dedicamos a recorrer el centro histórico. En 2019 Bratislava organizó 7 mercados navideños de los cuales 3 están en el centro. Aquí los vinos calientes especiados, como el mead y el mulled wine, se comen con platos de carne de vaca, de cerdo asadas que se ven super tentadoras y patas de pato con una salsa de repollo colorado. Todo se ve muy bien y los precios son muy accesibles pero como dijimos antes, no nos gustaba la idea de comer parados y con frio. Aprovechamos los mercados de la plaza principal y de la plaza Hviezdoslav para comprar vino caliente para calmar el dolor de garganta que sentimos por el frio.

Si visitan Bratislava con chicos, en el Castillo se organiza un mercadillo con animales de granja.

Zagreb nos enseña cómo se festeja la navidad

Unos días antes de llegar a Zagreb recibimos un mail de Pam, manager del hostel Swanky. Quería re confirmar la fecha y hora de nuestra llegada y nos dice que está muy emocionada porque ya arrancó el Advent y que nos preparemos para vivir a full en espíritu navideño del Advent Zagreb y tomar mucho mulled wine. Leemos esto y se nos ilumina la cara. Diversión asegurada.

Decimos que Zagreb le enseña a Europa cómo se tiene que festejar la navidad porque hace 3 años que el tradicional Zagreb Advent es votado como el mejor festejo mercado de navidad de todo el continente. Llegamos al hostel y en la habitación vemos varios folletos. Agarro el que dice Zagreb Advent, lo abro y veo un mapa que muestra la ubicación de cada mercado y de qué se tratan. Entre la ciudad alta y la ciudad baja hay 15 mercadillos, y como tenemos tres días no hay tiempo que perder.

Como llegamos a Zagreb de noche, nos vamos a pasear al mercado de la plaza Ban Josip Jelancie en el centro de Zagreb. La plaza principal se llena de puestos de artesanías, puestos de cerveza, mulled wine, salchichas y goulash. También hay un escenario para ver coros y distintos espectáculos navideños. A la noche el frio pega muy fuerte así que nos pedimos un vino caliente, paseamos y volvemos al hostel para descansar. Antes de llegar vemos pasar a Papá Noel en un tranvía que saca medio cuerpo por fuera del vagón para saludar a todos los que estamos en el camino. No hay dudas de que estamos en un momento mágico y Zagreb lo quiere aprovechar.

Al día siguiente nos levantamos y caminamos hasta el funicular que nos llevaría hasta la ciudad alta. A la salida lo primero que vemos es la decoración navideña de la plaza Strossmayer. Además de los puestos de salchichas, en el mercado de la ciudad alta hay puestos para sacar fotos en puntos panorámicos. Por ejemplo, un falso balcón con un cartel que dice Zagreb en letras rojas y una habitación antigua con vistas panorámicas de la ciudad. De fondo se escucha música del estilo Aspen Classic, canciones internacionales que todos conocemos. Nuestros oídos descansan y agradecen no tener que seguir escuchando a Mariah Carrey. Seguimos caminando y los puestos navideños en esta zona se transforman en cafeterías con sillas y mesas para sentarse a tomar un café con amigos. Por suerte nos tocó un día despejado que nos permitió disfrutar de las vistas desde la ciudad alta y nos pudimos sacar una foto en el Baš Naš, el punto panorámico que apunta hacia la Catedral de Zagreb y la iglesia de Santa María.

Una curiosidad de esta ciudad es el túnel de Grič. El túnel fue construido durante la Segunda Mundial para protegerse de los bombardeos. Luego de la guerra este túnel permaneció cerrado hasta en 2016 que volvió a abrirse para el turismo. Durante el Advent, este túnel también se une al espíritu navideño decorado con la temática de la historia del El Cascanueces. La entrada es en Mesnička 12 y sale a Radićeva 19.

La frutilla del postre es la pista de hielo Ledeni Park, la más grande de Europa. Para llegar podríamos haber tomado el tranvía para aprovechar la Zagreb Card, pero decidimos caminar. Desde la plaza Ban Josip Jelancie caminamos hasta la plaza Nikola Zriski. Paseamos despacio y chusmeamos los puestitos de dulces y artesanías hasta llegar al centro donde vemos una pérgola decorada con luces blancas que titilan. Nos quedamos un rato viendo cómo se prepara una banda para tocar y seguimos camino. Cruzando la calle llegamos a la plaza Strossmayer y el ambiente cambia por completo. Este mercado de navidad esta lleno de pubs y puestos para comprar comida de todo tipo, desde las tradicionales salchichas hasta comida china y sushi. En el centro hay fugones con troncos de arboles para sentarse y tomar una cerveza o un mulled wine en un lugar calentito. Por último llegamos a la plaza Tomislav que ostenta la pista de patinaje más grande de Europa con un juego de luces que hacen que patinar en esta pista sea alucinante. Nosotros nos dedicamos a verlo de afuera, la última vez que patiné en los bosques de Palermo me caí y me fracturé el codo izquierdo. Con unos mulled wine encima prefiero no tomar riesgos.

Blanca Navidad en Ljubljana

Llegamos a Ljubljana el 12 de diciembre de 2019, un día de frio insoportable, pero eso no fue impedimento para salir a patear la ciudad. Caminamos desde el Hostel Celica hasta el casco antiguo para aprovechar el paseo en barco por el río Ljubljanica que estaba incluido en la Ljubljana Card. El día está nublado y el frio se pone cada vez más intenso pero adentro de barquito la pasamos bien. Después de una hora, termina el paseo y nos damos cuenta que se está haciendo de noche y que del cielo está cayendo algo que no es lluvia, nos miramos y no lo podemos creer, está nevando! Es la primera vez que vemos la nieve de esta forma. Hace unos años en Dresden vimos caer algunas chispitas y nos emocionamos, pero esta vez nos dimos cuenta de que estaba nevando con fuerza. Llegamos hasta la plaza de la Iglesia de la Anunciación y lo primero que vemos es el árbol de navidad gigante y la cara de felicidad de los eslovenos, contentos por la llegada de la primera nevada del año! Nos sentimos privilegiados, por fin veíamos la nieve y empezábamos a sentir el espíritu navideño de los países del norte.

A lo largo del río vemos que se instalan barcitos para tomar el típico punch con amigos, en plan after office. Aquí no vemos mercados con salchichas, ni muñequitos. En Ljubljana, la navidad invita a juntarse con amigos y familia alrededor de una mesa con fueguito y un punch para compartir un buen momento.

Mercados de Navidad en Munich de todos los gustos

A mediados de diciembre llegamos a Munich y la temperatura es agradable. Dejamos los camperones en el Hotel Jedermann y salimos a caminar livianos por todos los mercados navideños del centro de Munich.

Después de descansar por el viaje en bus desde Ljubljana, salimos de noche hasta Marienplatz para recorrer el Christkindlmarket que tiene más de 140 puestos y recibe más de tres millones de visitantes cada año. Este es el típico mercadillo navideño familiar para tomarse un buen Glühwein, vino rojo caliente especiado con naranja y canela o una cerveza con una buena salchicha alemana o un cono de papas. Una pareja de japoneses se saca una selfie con una salchicha de 30cm a la que bañan con ketchup ante la mirada atónita de locales y ajenos.

A las 11 de a mañana en la plaza Wittelsbacher abre un mercado navideño medieval en donde por 6 euros podés tomar cerveza de un cuerno, disfrutar de shows de malabaristas y representaciones de bailes y luchas medievales. Hay que estar atentos al programa para no perderse ningún show. En las oficinas de turismo de Marienplatz seguro dan toda la información. Llegamos tan temprano que hicimos tiempo en un local de Audi que está frente al mercado.

Una perla para los más chiquitos es el mercado de la Residencia de Odeonsplatz. Aquí hay puestos con robots de alces, animales de granja y duendes que cantan villancicos y nos cuentan historias, en alemán,  por lo que no entendimos una palabra. Por supuesto, que eso no impidió que disfrutemos del ambiente familiar y por qué no volver a ser niños.

A la noche vamos a la otra punta de la ciudad y damos una vuelta por el predio en donde todos los años tiene lugar el famoso Oktoberfest, el Olimpiaberg en Theresienwiese donde todos los años se organiza el Tollwood, un festival que tiene sus ediciones de invierno y verano. La versión de invierno es un mercado de navidad con más de 200 puestos de artesanías, muchos tipos de cerveza, glühwien y patios de comida orgánica de distintas partes del mundo. Además, hay varios escenarios con bandas en vivo y un espacio multimedia llamado Weltsalon en donde políticos, artistas y científicos dan charlas sobre cuestiones ecológicas y sociales. Tuvimos la suerte de disfrutar de una banda inglesa más que interesante con una buena cerveza de trigo.

Para ver algo más exótico, distinto y oriental, fuimos al Englischer Garten y buscamos el mercado de navidad de la torre china. Aquí hay un pequeño parque cervecero y puestos con artesanías, ideal para un happy hour o un after office y relajarnos como si estuviéramos en un campo lejos de la ciudad. Hay muy poca gente, solo un grupo de estudiantes y se respira aire a tranquilidad, todo lo contrario a Tollwood donde por momentos parecía un hormiguero.

Por último, en el mercado de Viktualienmarkt se viste de navidad hasta el 6 de enero. Si bien este es uno de los mercados imperdibles para visitar en Munich durante todo el año, en navidad se instala un gran árbol de navidad decorado con figuras típicas de la zona de Baviera, el lugar perfecto para la foto.

Para saber más sobre los imperdibles de Munich, les dejamos el post Munich es mucho más que el Oktoberfest

La navidad más cara de nuestras vidas en Zurich

Antes de llegar a Zurich habíamos leído algunos comentarios de viajeros sorprendidos por los elevados precios, pero los subestimamos, pensábamos que eran todas exageraciones y que seguramente nosotros ibamos a encontrar opciones económicas. Error. En Zurich todo es caro, no hay opciones y los mercados de navidad no son la excepción. De por sí los mercados de navidad en general son caros en toda Europa, son lindos, están muy bien decorados pero son todos caros y los de Zurich todavía más.

Pero no todo es plata, de hecho nosotros no gastamos ni un euro en este mercado en donde un vasito de punch sale 6,50 CHF, pero sí disfrutamos de pasear a la noche por el mercado de Sechselautenplatz con varios puestos de comidas, quesos y bombones de chocolate.También se organiza un mercado adentro de la estación central de Zurich cuya estrella era su árbol de navidad decorado con 7000 cristales de Swarovski.

La magia de la navidad en el mercado de Montreux, Suiza

Montreaux es una ciudad de Suiza muy querida los fanáticos de Queen. De hecho, llegamos aquí para ver la famosa estatua de Freddy Mercury de la portada del disco «Made In Heaven».

En 1979 Queen compró los estudios de grabación Mountain Studios en el centro de Montreux, una pequeña ciudad en donde podían estar tranquilos para componer y a salvo del asedio de la prensa. Freddy en especial se enamoró de Montreux, decía que «si quieres encontrar paz en el alma, ve a Montreux». Aquí alquiló una casa con vistas al Lago Leman y pasó sus últimos días grabando canciones porque su voluntad era dejar la mayor cantidad de material para que la banda. Hoy en día Mountain Studio es un pequeño museo dedicado a la historia de la banda y sobre cómo editaron sus míticos álbums.

Luego de la partida de Freddy se instaló una estatua frente al lago en la Plaza del Mercado en donde la gente deja cartas, dibujos, velas y se sienten un poco cerca de su ídolo. En esta plaza también se instala todos los años el mercado navideño de Montreux. Este mercado se hizo muy popular en Instagram por varios videos virales en donde se ve a Papá Noel sobrevolar el mercado a bordo de su trineo. Este momento mágico se daba todos los días a las 17hs y marcaba el cierre del mercado. La musicalización y el entorno natural de los Alpes Suizos de fondo nevados crean un ambiente emocionante, en particular para nosotros que nos encontrábamos por primera vez pasando las fiestas solos, en otro país y cumpliendo el sueño de vivir en Roma viajando por Europa por seis meses.